Preocupa paso de la Minga Indígena por cuatro ciudades


Cerca de las 8:00 de la mañana de este jueves, salió la caravana de la Minga del Suroccidente desde la ciudad de Cali con rumbo a la capital del país, en un recorrido que empieza en la ruta Cali – Armenia, en donde pasarán la noche, el viernes continúan Armenia – Ibagué, el sábado Ibagué – Fusagasugá, el domingo arribaría a Fusagasugá – Soacha y finalmente el lunes se movilizarán de Soacha a Bogotá. Será una movilización que les tomará aproximadamente cinco días, indicaron sus líderes.

Para el recorrido de la caravana, con 50 vehículos tipo chiva, desde el Coliseo El Pueblo hacia el norte de la ciudad, se habilitaron la calle 5ª y la carrera 1ª. Ambos corredores viales contaron con apoyo de agentes de tránsito en las principales intersecciones viales para garantizar la movilidad durante el recorrido hasta la salida rumbo al municipio de Palmira. Igualmente la minga indígena tendrá acompañamiento de la Policía de Carreteras del Valle del Cauca durante su recorrido por el departamento.

Llegada a Bogotá

Por lo pronto, el lugar destinado para que se instale la minga indígena y todo lo relacionado con su logística aún no ha sido confirmado parte de la Alcaldía de Bogotá, que actualmente confronta al Gobierno Nacional para que asuma la logística de dicha movilización. A través de Twitter, la ministra del Interior, Alicia Arango, descartó un acuerdo que la Administración Distrital habría dado a conocer en horas recientes.

“Con la Alcaldía de Bogotá, no existe acuerdo previo sobre la responsabilidad del gobierno, en la atención de la logística y los temas sanitarios de la minga indígena que llega a Bogotá en los próximos días. Las autoridades locales han respondido a la minga a su paso por su ciudad”, aseguró la Ministra Arango en su cuenta.

A lo que se le suma el pronunciamiento de la Universidad Nacional de no prestar sus instalaciones para albergar la minga por condiciones de bioseguridad debido a la pandemia de Covid-19 y envió una carta al Distrito afirmando que sería irresponsable dejarlos establecerse allí.

En la discusión salió a relucir la gestión realizada por autoridades de la capital vallecaucana, cuando el viceministro del Interior, Daniel Palacios, acusó a la alcaldesa de Bogotá Claudia López, de no apoyar la minga, “nos sorprende que la ciudad con mayores recursos de Colombia no tenga la misma solidaridad que tuvo el alcalde de Cali con los pueblos indígenas”, agregó el funcionario.

Desaparición

Antes de partir, se presentó un hecho que aún se está investigando: la desaparición de un miembro de la comunidad Embera de Caldas que acompaña la movilización en Cali, se trata de Félix Antonio Hernández, de 55 años de edad, perteneciente al Consejo Regional Indígena de Caldas (Cridec).

De inmediato la Administración Municipal coordinó la activación de la ruta para dar con el paradero de este reconocido líder, con el apoyo de la Personería Distrital, la Defensoría Regional del Pueblo, la Fiscalía General de la Nación, la Policía Nacional y la Procuraduría, al tiempo que ofreció una recompensa de $20 millones para quien entregara información.

Sin embargo, hacia las 4:00 de la tarde se confirmó que el integrante de la minga llegó por su propio medio y desorientado al CAI de Policía San Nicolás, del municipio de Pereira, en Risaralda. Hernández fue traslado a centro asistencial de la ciudad para valoración médica.

En rueda de prensa este viernes, varios consejeros de la minga indígena agradecieron el apoyo logístico ofrecido por la Alcaldía, especialmente por el acompañamiento en la desaparición del señor Hernández. La comisión de 30 indígenas que permanecía en Cali para apoyar las labores de búsqueda se trasladó a Pereira, mientras el resto de la movilización se dirige a la capital del país.

Comments