Así va el protocolo de la Dimayor para la reactivación del fútbol – Fútbol Colombiano – Deportes



La última semana de agosto es la fecha tentativa que decidió la asamblea de la Dimayor para la reactivación del fútbol colombiano, con los partidos aplazados, para luego pasar a la reanudación de la Liga, si el Gobierno Nacional lo autoriza, dependiendo del avance del covid-19. A un mes de esa fecha, y en plena campaña electoral por la presidencia de la Dimayor, los clubes avanzan con sus protocolos, en espera de que la curva epidemiológica permita el regreso del campeonato en la fecha prevista.

El protocolo de la Dimayor está en su tercera fase, es decir, la de entrenamiento bajo riesgo, que va hasta el 19 de agosto. En esta etapa, los futbolistas entrenan de manera individual y los clubes deben hacer cuatro pruebas serológicas (pruebas rápidas) para detectar y aislar los positivos. Estas pruebas ya arrojaron 6 casos en Millonarios (4 recuperados), uno en Águilas, uno en Tolima y uno en Leones.

(Le puede interesar: Gobierno responde a Dimayor sobre regreso del fútbol en agosto)

Por ahora, tras las pruebas PCR, que arrojaron 38 casos positivos en la A y 57 en la B (a falta de datos oficiales en Real Cartagena y San Andrés), y mientras se consolidan los datos de las pruebas rápidas, el médico de la Federación, Gustavo Pineda, ve un panorama acorde a lo previsto.

“Vamos muy bien. Todos aprendiendo y con un 6 por ciento de positivos entre cerca de 1.500 pruebas. Ya es esperar la adecuación de los jugadores a su rutina de entrenamiento individual. Estamos a 30 días de iniciar la competencia, con autorización previa del Gobierno”, dijo.

Vamos muy bien. Todos aprendiendo y con un 6 por ciento de positivos entre cerca de 1.500 pruebas. Ya es esperar la adecuación de los jugadores a su rutina de entrenamiento individual

El estimado inicial de Pineda era el de no superar el 8 por ciento de positivos, siendo este un límite que prendería las alarmas. Este jueves, por ejemplo, el club Llaneros, de la B, reportó 11 positivos en sus pruebas PCR, por lo que el club aisló a todo el plantel.
De los 20 equipos de la A, algunos van en su tercera semana de prácticas. La cuarta fase, de entrenamiento específico, empieza el 20 de agosto. “Avanzamos sin dificultades serias. Vamos paso a paso”, dijo Pineda.

El plan B

Aunque los protocolos avanzan de acuerdo con lo planificado, la preocupación de los clubes es que la curva epidemiológica no permita que para el 30 de agosto se pueda jugar, o al menos no en cada ciudad. Por eso, desde ya se plantean opciones. América de Cali, que fue el club que propuso el sistema de campeonato aprobado, tiene otra opción.

“La idea es arrancar la última semana de agosto o la primera de septiembre. Si el pico está muy alto en Medellín y Cali, el Gobierno recomienda que busquemos una región. Y yo propongo el Eje Cafetero”, dice Tulio Gómez, máximo accionista del club escarlata. Esto no implicaría, según el dirigente, cambiar el sistema de campeonato que ya fue aprobado con la continuación de la Liga I y cuadrangulares.

Por su parte, Héctor Fabio Báez, gerente del Junior, considera que aún falta “mucha tela por cortar”. “Todavía falta el visto bueno del Estado, que determinará a través del análisis si es viable o no. Dependemos del Gobierno. El fútbol quiere empezar en un mes, pero no sabemos temas de apertura de aeropuertos, de ciudades, hoteles”, dijo.

Patriotas fue el único club que en la asamblea se opuso a que se mantenga esta fecha tentativa. “Lo veo muy difícil”, dijo su presidente, César Guzmán.

El tema político

Toda la situación del fútbol colombiano, su posible reanudación, también está marcada por la decisión que tome la asamblea el próximo 7 de agosto en cuanto al nuevo presidente, el que tome las riendas y lidere esta difícil etapa.

En la carrera por la presidencia ya han declinado sus aspiraciones Gustavo Lenis, que fue impulsado por el Deportivo Cali; César Pastrana, César Camargo (hijo de Gabriel Camargo, dueño del Tolima) y Carlos Mario Zuluaga (presidente de Equidad).

En ese escenario, se mantienen otros aspirantes como Fernando Jaramillo (exvicepresidente de Bavaria), Hernán Yunis (exintegrante del comité ejecutivo de la Federación), Julio Villate (dirigente deportivo), y ahora se conoció el nombre de Gabriel Sánchez, expresidente de la Federación de Tenis.

Según fuentes consultadas por EL TIEMPO, Jaramillo no gozaría hoy de respaldo mayoritario como se ha venido especulando. Hay quienes no ven con buenos ojos que él sea el candidato de Millonarios. Al parecer el club embajador y Santa Fe, e incluso Nacional, son sus votos fijos.

(Lea además: Suspenden reconocimiento deportivo al Cúcuta)

Algunos clubes le ven a favor sus buenas relaciones con el Gobierno, pero otros piensan que puede ser del mismo corte de Jorge Vélez. “Jaramillo hizo gran gestión en Bavaria, entre otras cosas por la chequera. Pero acá llega a una entidad sin plata”, dijo un dirigente.

En contrapeso al argumento de su cercanía con el Gobierno, ayer surgió el nombre de otro posible candidato, Fabio Aristizábal, que es el actual Superintendente de Salud.

Por otro lado, está la posición de algunos de los equipos ‘chicos’ que están prevenidos con un presidente que puede traerles desventajas, en medio de la discusión por la repartición de dineros de la TV.

DEPORTES