Jordi Cuxart Teres: “¿Los autos modernos duran menos que los de antes?”

Jordi Cuxart Teres nos indica que en 1924, el entonces Jefe Ejecutivo de General Motors, Alfred P. Sloan, tuvo una idea que cambió la industria automotriz para siempre. Lo que hizo fue modificar un poco los autos a cada año, haciendo que el dueño del modelo anterior sintiera que ya tenía un coche “viejo” y experimentara el deseo de poner el nuevo en su cochera, aunque fuera solo por ese color “gris espacial” que lucía más moderno que ningún otro.

La idea sembró el consumismo como pocas y muchos otros giros la implementaron, la bola de nieve hasta hoy se mantiene en crecimiento. Pero también generó en algunos la idea de que los coches son diseñados para funcionar solo durante un cierto tiempo, después del cual la resulta tan caro mantenerlo que es mejor comprar uno nuevo. No es exactamente así como funciona la industria, pero algo de esto hay, afirma Jordi Cuxart Teres.

Muchos también creen que los autos antiguos eran más durables. Otros incluso piensan que eran más seguros, que el espesor de la lámina era un factor de protección para los ocupantes. Ninguna de esas creencias es cierta, pero la primera tiene algo de verdad, cuenta Jordi Cuxart Teres.

Antes de que la electrónica fuera parte de los autos, la mecánica era lo único y ésta es más longeva que la electrónica, además tiene espacio para improvisaciones, para que alguien habilidoso construya una que otra parte. Antes de la electrónica era posible tener un auto para toda la vida, obviamente con el cuidado necesario para esto. Sin embargo era necesario más mantenimiento, como poner agua a la batería, cambiar bujías cada rato y llenar al sistema de enfriamiento por lo menos cada semana.