Análisis del contrato de televisión internacional de la Dimayor y el fútbol colombiano – Fútbol Colombiano – Deportes



El contrato de TV internacional, que se firmó hace 11 meses y del cual los clubes de Dimayor no han recibido un peso, ha sido causal de la gran división que reina hoy en el fútbol profesional colombiano. Este sábado, 12 clubes están en franca oposición al presidente Jorge Enrique Vélez y en esa condición llegan a la asamblea de este sábado

Lo más grave es que no solo existe una recomendación de la comisión de mercadeo de la entidad de acabar con ese contrato, sino que el tema podría llegar a tribunales. Rafael López, el primer intermediario en la realización de ese contrato, denunció que este se desarrolló con irregularidades y que tal como está el asunto, el negocio es inviable, al menos en las cifras ofrecidas inicialmente.

López le dijo a EL TIEMPO que fue él quien hizo los primeros contactos. “Hace dos años fui al fondo Prudent Corporate Finance por motivos de trabajo y los encontré hablando de fútbol brasileño. Ahí supe que estaban negociando los derechos de TV de esa liga. Yo les dije que por qué no se fijaban también en el fútbol colombiano. Hablé con Tulio Gómez (máximo accionista del América), que es amigo mío, y él trasladó la propuesta a Vélez”, explicó.

Le puede interesar: (Presidente de Santa Fe aclara el caso Sambueza y confirma salidas).

En una primera reunión en Miami, con la presencia de Vélez, Gómez, Juan Fernando Mejía (entonces presidente del Cali y hoy miembro del comité ejecutivo de la Federación de Fútbol) y Enrique Camacho (presidente de Millonarios), comenzó a estructurarse el negocio. Tras varios acercamientos, el 18 de julio de 2019 se firma finalmente el contrato, con la idea de que llegaran 60 millones de dólares, en un negocio en el que no solamente se incluía la TV internacional, sino los derechos de e-games, apuestas y vallas publicitarias. Allí se pactaron unos pagos en tres cuotas de 20 millones de dólares, la primera para pagarse en octubre de 2019.

Tras varios acercamientos, el 18 de julio de 2019 se firma finalmente el contrato, con la idea de que llegaran 60 millones de dólares.

Uno de los problemas del contrato es con quién se firmó. El anuncio inicial era que se había arreglado con Prudent Corporate Finance, al final apareció Latin America Equity Sports LLC (Laes).

“Esta firma no es un fondo de inversión, es una compañía creada para hacer la negociación. Esta se creó en Delaware”, señaló López. “Lo que nunca se les dijo es que la plata no estaba y que había que, como decimos en Colombia, salir a maletear para conseguirla. Si ahora van a llegar a las vías legales, no van a pelear con un fondo de inversión, van a hacerlo con una compañía creada para comercializar derechos de televisión”, agregó.

Comienzan los problemas

El primer pago, programado para octubre, no se cumplió. En ese momento se argumentó que había un problema contractual con RCN, que poseía los derechos de transmisión. Gabriel Reyes, presidente del canal, viajó a Miami para destrabar el asunto.
Una nueva reunión, ese mismo mes, en la que estuvieron dos personas del fondo de inversión, Antonio Masiel y Carlos Vasconcelos, agravó el problema. López pidió que se cerrara el negocio y se entregara el anticipo prometido, y a partir de ese momento, asegura, comenzaron a ocultarle información, a tal punto que Vélez apareció en otro encuentro con la gente de Laes en febrero de este año y le negó a López que estuviera en Miami.

También lea: (En diciembre James se planteará si irse del Madrid, según su padrastro).

El 11 de marzo, cuando se realizó una asamblea de Dimayor que quedó inconclusa, la gente de Laes se presentó ante los 36 presidentes de los clubes y explicaron lo que estaba pasando. En ese momento se fijó el plazo de 100 días para desenredar el tema y tratar de conseguir los recursos.

“A mí me gusta que lo que se diga se cumpla. Tal vez por eso me volví una piedra en el zapato: me excluyeron de las reuniones y ni las compañías de inversión ni la Dimayor me invitaron a la asamblea del 11 de marzo. Cuando me di cuenta, ya los señores de Laes estaban en Colombia. Si tú eres el que gestaste el negocio y lo creaste, eras tú el indicado para explicarles cómo era el negocio”, dijo López.

Me excluyeron de las reuniones y ni las compañías de inversión ni la Dimayor me invitaron a la asamblea del 11 de marzo.

El otro gran problema del negocio, según López, es que no existe ninguna garantía bancaria. “En diciembre dicen que iban a entregar una plata y no lo hicieron. Vino un tira y afloje entre Laes y Dimayor, y Vélez exigió una garantía. Ellos entregaron una carta de un capital security services, por 155 millones de reales brasileños, eso equivalía a 50 millones de dólares. Pero para que tenga validez bancaria, hoy solo monetizan acciones de bolsa o certificados de depósito a término”, señaló.

López asegura que hoy los derechos no valen los 60 millones de dólares prometidos. “Sé que hay una propuesta para entregar 5 millones de dólares cuando se reanude la Liga, 20 millones más en diciembre y luego el balance se daría en un año, pero la única manera de salvar ese negocio es que se presente una garantía real. Yo recomendaría arreglar”, explicó. El problema sigue, y este sábado hay asamblea.

 José Orlando Ascencio 
Subeditor de Deportes
En Twitter: @josasc